• Nicola

Los pilares del Inbound Marketing

¡El contenido es el rey! Como sabemos desde hace años, el contenido es excelente, pero no puede funcionar solo. Tampoco pretende sustituir otras técnicas de promoción. Solo tiene sentido cuando se usa para alimentar y completar otras tareas en línea con sus objetivos comerciales.

Para dar solo algunos ejemplos, el contenido funciona muy bien junto con la gestión de la comunidad, la publicidad en las redes sociales, el SEO, las relaciones públicas, la optimización de la tasa de conversión y el marketing de influencers.



Mientras que el marketing de contenidos se centra esencialmente en la creación de contenido, el inbound marketing puede considerarse como un marco más amplio dentro del cual se pueden utilizar varios enfoques, junto con el contenido, para ganar clientes y mantenerlos en el tiempo.

Pero yendo a la práctica, ¿qué hay además del contenido? Estos son los pilares de esta estrategia:


1- La centralidad del sitio web

Todo su negocio de producción y distribución de contenido debe, tarde o temprano, atraer gente a su sitio.

Esto puede parecerle obvio, pero existe una fuerte tendencia por parte de los gigantes tecnológicos como Facebook y Google a tratar de mantener a los usuarios en su plataforma. Para lograrlo, ofrecen a las empresas herramientas cada vez más avanzadas (como Facebook lead ads o Instagram Shopping) con funciones que antes solo eran posibles a través de un sitio web.

Las tendencias impulsadas por los gigantes de la web nos llevan a plantear la hipótesis de un futuro más o menos cercano en el que podamos prescindir del sitio. Pero también es cierto que, en el momento de escribir este artículo, el sitio web sigue siendo el centro del marketing digital.

Como hemos sido acostumbrados desde la infancia a entender que es mejor tener una casa propia que ser alquilada, por lo que es mejor tener un dueño promedio que "alquilar" un espacio en la plataforma de otra persona.

Las plataformas sociales son valiosas para los negocios, pero es una tontería sacrificar sus medios propietarios en favor de una presencia alquilada.

En las plataformas de redes sociales, juegas según las reglas de otra persona, actuando por sus intereses, no por los tuyos.

Primero construye tu plataforma, donde haces las reglas, controlas su evolución, posees los datos de los clientes.


2- Análisis de mercado

Si el contenido es el corazón del Inbound Marketing, el análisis es su cerebro.

El método Inbound asume que no es posible producir y distribuir contenido que sea verdaderamente relevante para una audiencia determinada, a menos que primero conozcas muy bien a esa audiencia.

Crea el mejor contenido de la historia sobre cómo cocinar carnes a la parrilla. ¿Es un contenido útil y valioso? Seguro que sí, para un público omnívoro. Pero trata de mostrárselo a una audiencia diferente...

El análisis del público y su customer journey son puntos que no se pueden pasar por alto.


3- La medición de resultados

Si no mide, no sabrá si sus esfuerzos en la producción y distribución de contenido realmente están dando sus frutos.

Si es un consultor, deberá mostrarle a su cliente más que vistas, número de Me gusta y acciones en sus informes.

El Inbound Marketing es un método hijo de la era digital, y lo digital es, por su naturaleza, extremadamente rastreable.


4- Lealtad

Si bien es un gran objetivo, vender no tiene por qué ser el objetivo final del marketing, y ciertamente no es el objetivo del Inbound Marketing. La lealtad del cliente debe ser.

Y no sólo por razones éticas.

Según este estudio de Harvard Business Review, aumentar las tasas de retención de clientes en un 5 % conduce a un aumento de las ganancias del 25 % al 95 % a largo plazo.

El aumento del costo de adquisición hace que muchas relaciones con los clientes no sean rentables a corto plazo. Pero cuando el costo de servir a los clientes leales cae y el volumen de sus compras aumenta, las relaciones generan grandes ganancias.

Además, un cliente satisfecho también traerá nuevos clientes a través del boca a boca y las referencias. Este otro estudio sugiere que los clientes satisfechos le cuentan a otras nueve personas sobre su experiencia positiva, mientras que es probable que los clientes insatisfechos le cuenten a otras 22 personas sobre sus experiencias negativas.


Debe seguir comunicándose, produciendo contenido valioso y midiendo sus esfuerzos incluso después de la primera venta.


La verdadera ventaja competitiva, en el mundo hiperconectado e hipercomunicado de hoy, es la capacidad de crear contenido útil, divertido, emocionante y memorable.

Así, en la nueva era del Inbound Marketing, las empresas se convierten en editoras, productoras de contenido, videastas, educadoras, animadoras, artistas, incluso comediantes de stand-up.

De esta forma, el marketing pasa de ser una molestia necesaria a ser un valor para los usuarios.

En la era Inbound, el enfoque en el cliente ya no se trata solo de la satisfacción del cliente a través de productos y servicios, sino también a través del marketing y la comunicación.

Y la venta se convierte así en la consecuencia natural de esta satisfacción.

Post